La NASA envía un nuevo róver en busca de vida en Marte, ¿qué hace a esta misión tan única?

Se prevé que el vehículo aterrice en el cráter Jezero del planeta rojo en febrero de 2021. Su principal objetivo será el estudio de la geología de Marte y la búsqueda de posibles rastros de antigua vida.

Una ilustración muestra el róver Perseverance de la NASA en la superficie de Marte.

Este 30 de julio, la NASA lanzó su nuevo róver Perseverance para la exploración de Marte en el marco de la misión Mars-2020. El despegue se produjo alrededor de las 11:50 GMT desde la plataforma de lanzamiento SLC-41 de Cabo Cañaveral y se realizó a bordo del cohete Atlas V 541. 

El vehículo tiene programado aterrizar en el planeta rojo el 18 de febrero de 2021 en el cráter Jezero, un antiguo delta de río y lago de 45 kilómetros de diámetro, y tendrá como objetivo buscar rocas que contengan posibles signos de una antigua vida microbiana. 

Se espera que el róver, que pesa 1.025 kilogramos, recolecte muestras de rocas, que serán traídas a la Tierra para su análisis en aproximadamente una década. Perseverance también intentará producir oxígeno a partir del dióxido de carbono existente en la atmósfera marciana. El programa de investigación está diseñado para durar como mínimo dos años terrestres, pero lo más probable es que continúe en el tiempo.

Siete instrumentos científicos
Para moverse por la superficie del planeta, Perseverance está equipado con seis ruedas de medio metro de diámetro, parecidas a las que usa el róver Curiosity. El nuevo vehículo dispone de siete instrumentos científicos para realizar análisis detallados de las rocas marcianas y buscar impurezas orgánicas.  

Uno de ellos es el Mastcam-Z, un sistema de cámara doble con zoom óptico incluido para tomar imágenes panorámicas y estereoscópicas de superficie. También se utilizará para determinar la composición mineralógica de las rocas.

Beltran Nicolas Ortiz Rivera

Director Periodico

Te puede interesar