Fiscalía de Azua mete a dos mujeres en celda con 15 hombres

Una de ellas, supuestamente, duró más de un mes esperando ser trasladada
azua_14680641_20200831152808

El Ministerio Público de Azua puso en condición de vulnerabilidad a dos mujeres a las que encarcelaron junto a 15 hombres en una pequeña celda de un destacamento, exponiéndolas a la amenaza de ser atacadas sexualmente.

A las dos mujeres, identificadas como Edilenny Meléndez y Milly Ramírez, se le impuso prisión preventiva por haber incurrido en robo simple y violación a la ley de drogas. En el caso de la imputada Edilenny Meléndez, estuvo conviviendo con los reclusos “varios meses”, en espera de ser trasladada, según información judicial.

La denuncia se dio a conocer a través del director de la Oficina Nacional de la Defensa Pública, Rodolfo Valentín, luego de que un equipo de defensores públicos interpusiera un recurso de hábeas corpus el pasado 26 de agosto, logrando que la Cámara Penal de Juzgado de Primera Instancia de Azua ordenara el traslado de las dos mujeres, así como de los demás reclusos que estaban hacinados en el pequeño espacio.

El Ministerio Público de Azua puso en condición de vulnerabilidad a dos mujeres a las que encarcelaron junto a 15 hombres en una pequeña celda de un destacamento, exponiéndolas a la amenaza de ser atacadas sexualmente.

A las dos mujeres, identificadas como Edilenny Meléndez y Milly Ramírez, se le impuso prisión preventiva por haber incurrido en robo simple y violación a la ley de drogas. En el caso de la imputada Edilenny Meléndez, estuvo conviviendo con los reclusos “varios meses”, en espera de ser trasladada, según información judicial.

La denuncia se dio a conocer a través del director de la Oficina Nacional de la Defensa Pública, Rodolfo Valentín, luego de que un equipo de defensores públicos interpusiera un recurso de hábeas corpus el pasado 26 de agosto, logrando que la Cámara Penal de Juzgado de Primera Instancia de Azua ordenara el traslado de las dos mujeres, así como de los demás reclusos que estaban hacinados en el pequeño espacio.

La situación fue resuelta por el juez Alexis Arias, quien acogió la acción de amparo y ordenó que las ciudadanas fueran sacadas de la celda de manera inmediata, y que permanecieran en un área diferente, hasta que fueran remitidas al recinto penitenciario indicado por el tribunal que impuso la medida de coerción.

El director de la Defensa Pública consideró que lo sucedido es un hecho reprochable que debe ser tomado en cuenta por las autoridades de la Procuraduría General para establecer responsabilidades y evitar que vuelva a repetirse en lo adelante.

Esa situación se da en momentos en que las nuevas autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) procuran realizar un trabajo con apego a la ley y respetando derechos de los ciudadanos.

Beltran Nicolas Ortiz Rivera

Director Periodico

Te puede interesar