Secuestradores en Haití se habrían preparado para enfrentar militares dominicanos

Actualidad 02 de marzo de 2021 Por Diario Libre
edv1129_15880506_20210301160422

Entre la voluntad de primero hacer un culto de acción de gracias a Dios, servicio religioso cristiano, y comenzar el “teteo”, fiesta en donde se consumirá bebidas alcohólicas, música y un cocido incluido, estaba el ambiente en casa de Jaqueline Feliz, madre de los dos jóvenes dominicanos víctimas de un secuestro en Haití y que ayer lunes retornaron a la República Dominicana.

Cantar el Himno de Victoria del artista cristiano Danny Berrios, forma parte del proceso de recuperación emocional de Maico Enrique Campusano Féliz, quien junto a su hermano Antonio Gerer, fueron secuestrados en Haití mientras regresaban del rodaje de una película de la productora de cine Muska Group. Trabajan como técnicos para la compañía.

Uno de los momentos de mayor angustia para los Campusano Féliz fue el momento en que las autoridades dominicanas dejaron entrever que entrarían al vecino país en una operación de rescate. Cosa que ellos definen como “lo peor”, puesto que los pandilleros estaban listos para enfrentarlos a “plomazos”.

“Nos asustamos bastante. Yo tenía miedo de que el equipo élite entrara allá porque se iban a poner más fea las cosas... Ellos nos lo dijeron, ellos estaban atentos a todo, ellos no son brutos, están bien asesorados esas personas. Ellos estaban esperándolos para enfrentarse con ellos y se iba a complicar más la cosa”, describió Maico sentado en el patio de su casa materna.

Recuerda que días antes, ya los pandilleros se habían enfrentado a la policía en un intercambio de disparos que según ellos “fueron dos horas de ráfagas”.

Antonio Gerer no estuvo en la entrevista, pues se encontraba en un centro de salud recibiendo asistencia médica debido a que llegó con mareos y vómito fruto de las emociones y el viaje en helicóptero, comentaron sus parientes.


 

Te puede interesar