Red de Operaci贸n Coral usaba polic铆as y militares ataja cheques

ULTIMAS NOTICIAS 27 de abril de 2021 Por EL DIA
5_Nacionales_27_1p01-696x439

Santo Domingo.-Con la solicitud de fijación de audiencia depositada ayer en la tarde, el Ministerio Público ha pedido al Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional que declare complejo el caso que involucra al mayor general Adán Benoni Cáceres Silvestres y compartes, responsable del cuerpo de seguridad del expresidente Danilo Medina.

También pide que se imponga en todos los casos prisión preventiva y que se ordene la clausura temporal de varias razones sociales o sociedades comerciales.

De acuerdo con el expediente, los imputados crearon un entramado militar-policial, societario y religioso con la finalidad de utilizar y ocultar sus fines a través de dádivas que no representaban “cantidades de mayor importancia frente a los al menos tres mil millones que obtuvo el entramado”.

De esta manera, siempre de acuerdo con el Ministerio Público, fueron utilizados cientos de policías y militares a través de las nóminas del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur) y el Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep).

Los hilos de esta supuesta trama fueron descubiertos a través de lo que el Ministerio Público ha denominado “Operación Coral”, la cual vincula directamente con la Operación Antipulpo, que dio al traste con la supuesta red encabezada por Alexis Medina, hermano del expresidente Medina.

Procedimiento
Según el expediente preliminar, los policías y militares de las referidas dos entidades cobraban en promedio entre 20 mil y 70 mil pesos mensuales, recibían un por ciento de estos ingresos a cambio de dádivas de bajos montos.

“Por igual, se distraían millonarios fondos de los viáticos, la compra de combustibles, las raciones alimenticias e inteligencia. La diferencia entre lo pagado y la dádiva iban a distintos miembros de la organización, quienes debían entregarlos a los miembros de la organización”, dice el documento.

Otras de las modalidades en las que la red obtenía el dinero, según la investigación preliminar, era a través de las cuotas que debían entregar distintas unidades y organismos de seguridad del Estado.

Los imputados
Con la solicitud de audiencia que fue fijada para mañana, el Ministerio Público imputa a “Adán Benoni Cáceres Silvestre, Rafael Núñez De Aza, Rossy Maybelline Guzmán Sánchez (a) La Pastora, Tanner Antonio Flete Guzmán, Alejandro José Montero Cruz y las personas morales: Único Real State e Inversiones SRL, Asociación Campesina Madre Tierra, CSNA Universo Empresarial SRL, Aldom Glass Alumimium SRL, Randa Internacional Company EIRL y RG&S Soluciones Financieras SRL, de generales indicadas, por su participación en los tipos penales establecidos en la calificación jurídica provisional de la presente solicitud de medida”.

El ‘pulpo’ de nuevo
Además de haber utilizado a militares y policías, los cabecillas de la red a la que el Ministerio Pública imputa los hechos “convirtieron dinero en una empresa disfrazada de asociación, que realizó operaciones millonarias típicas de una organización empresarial, pero con el objetivo de evadir la fiscalización de las sociedades comérciales se le dio apariencia de una Organización no Gubernamental”.

Y agrega el documento de 195 páginas, depositado ayer: “Constituyeron un entramado societario dentro del período en el que el principal autor para el presente tentáculo del pulpo estaba en las entrañas del poder, por sus funciones y sus vínculos con el primer ejecutivo de la nación y tenían una absoluta impunidad para poder mover cientos de millones de pesos por medio de sociedades que recibían de oficiales y civiles sin solvencia económica justificada o razonable, transacciones millonarias”.

También habrían utilizado organizaciones religiosas como escudo, en una maniobra que el Ministerio Público considera “propia del crimen organizado que busca disfrazar operaciones de lavado de activos millonarias, a través de objetivos nobles”.

También habrían desviado fondos que eran para gastos de operaciones de inteligencia distribuciones de raciones alimenticias y viáticos presentando gastos que no existían con la finalidad de estafar al Estado desde una posición de poder.

Proceso

—1— Imputaciones
Ministerio Público acusa de asociación de malhechores, lavado de activos y otro delitos.
—2— Audiencia
La jueza Kenya Romero fijó para mañana conocer la coerción al mayor general y compartes.
—3— Reclusión
Los imputados están en la cárcel del Palacio de justicia del DN hasta que conocer coerción.

Al lado de Medina como seguridad desde 2004
Seguridad. Adán Benoni Cáceres, desde el 25 de septiembre de 2004 estuvo asignado a la seguridad de Medina y fue ascendido al rango de general de brigada el 15 de agosto de 2012, el día antes de que Medina asumiera la Presidencia de la República. Al día siguiente fue ascendido a mayor general.

Desde entonces y hasta el 16 de agosto de 2020 fue el jefe del Cuerpo de Seguridad Presidencial.

De acuerdo con el Ministerio Público, al momento de ser designado en esta posición tenía un sueldo de 35 mil pesos mensuales y un apartamento en Ciudad Satélite mediante el Decreto 166-98, del 30 de abril del año 1998.

Te puede interesar