Especialistas enfrentados por el refuerzo a la vacuna contra el COVID-19

ULTIMAS NOTICIAS 26 de junio de 2021 Por Diario Libre
Mientras un exministro de Salud considera que la prioridad debe ser concluir con el esquema actual, infect贸logos ven viable una tercera dosis, aunque a partir de los tres o seis meses
edv8236_16694644_20210625161014

¿Debe administrarse una tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19 a la población dominicana?

La respuesta a esa pregunta, a raíz de la determinación tomada por el gobierno de dar paso a un refuerzo en su programa de inmunización, divide las perspectivas de especialistas en el área de salud pública.

Por un lado, el exministro de Salud, Rafael Sánchez Cárdenas, considera que la prioridad debe ser concluir con el esquema actual de vacunación antes de hablar de una tercera dosis, mientras el infectólogo Clemente Terrero indicó que es válido combinar vacunas antiCOVID, sobre todo porque en el país se han aplicado vacunas que tienen un nivel de eficacia baja.

“Yo creo que hay que concentrarse en VacúnateRD, profundizar el trabajo que se ha determinado y alcanzar la segunda dosis a la mayor cantidad de personas posibles. Después que pasemos el 70 % de la población entonces ver qué posibilidades hay de una tercera dosis y ver los estudios, por qué es que no hay tiempo suficiente para ver y medir la inmunidad que las propias vacunas producen”, señaló Sánchez Cárdenas.

El exministro indicó que si las personas aún se resisten a ponerse la primera vacuna, la noticia de una tercera dosis puede generar más incertidumbre en la gente, por lo cual las autoridades tendrían que dar una orientación a la población sobre esa situación, que a su entender es un desacierto por la falta de estudios que hay al respecto.

Efectividad ante combinación de vacunas

Mientras, el infectólogo Clemente Terrero explicó que no hay problema en la combinación de vacunas contra el COVID-19, porque todas están preparadas, más o menos con el mismo ingrediente, excepto la Moderna y la Pfizer, que son con tecnologías distintas.

Sobre los cuestionamientos de que en el país se pretenda aplicar una tercera dosis aun cuando no se han hecho estudios que comprueben que se puede colocar un refuerzo de la inoculación, Terrero dijo que “no es en base a estudios, es en base a una lógica”.

Explicó que las vacunas que se han estado aplicando en el país tienen un nivel de eficacia baja, por lo que se cubrirá a esa parte de la población que no pudo desarrollar anti cuerpos.

 

Tiempo entre aplicación

Entre tanto, el vicepresidente de la Sociedad Dominicana de Infectología, David de Luna, concuerda con la aplicación en algún momento de una tercera dosis para tener diferentes fuentes de las cuales adquirir la inmunidad.

Sin embargo, explicó que la evidencia ha demostrado que el tiempo promedio para una dosis de refuerzo de una vacuna oscila entre los tres y doce meses, luego de haber completado el esquema, no al mes, como han establecido las autoridades sanitarias.

“A un mes es muy corto, porque todavía la inmunidad que te está creando la vacuna que te pusiste previamente está en construcción y tú necesitas que ese sistema inmune progrese y empiece a reducirse”, dijo el especialista.

En ese sentido, el salubrista y epidemiólogo Carlos Feliz catalogó la decisión como un invento del Gobierno a destiempo y mal analizado, “ya que está lejos de resultados científicos vinculados a este tipo de decisión”.

El médico salubrista explicó que Pfizer no ha tomado la decisión de aplicar una tercera dosis como refuerzo, aunque desde abril están hablando de esa posibilidad, pero cuando tengan el resultado final de su investigación.

“No entiendo los elementos científicos argumentados y discutidos en la reunión del Gabinete de Salud para decidir, no solo aplicar ese refuerzo en función del esquema de investigación y posible resultado que trae la Pfizer, sino que es más complejo, porque ellos decidieron aplicarlo un mes después de que se complete el esquema de vacunación de las dos dosis en República Dominicana”, sostuvo.

Las orientaciones provisionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la vacuna china Sinovac, la de mayor aplicación en República Dominicana, explican que se están llevando a cabo ensayos clínicos para evaluar la necesidad de dosis adicionales y el momento adecuado para su administración.

En el caso de las vacunas Modernas, AstreZeneca y Janssen , la OMS no registra evidencias de que sea necesario administrar una o más dosis de refuerzo después de completar la serie actual de dos dosis.

El documento indica que la necesidad de dosis de refuerzo y su calendario se evaluarán a medida que se reúnan más datos.
 

 

Te puede interesar