Descubren que las temperaturas anormales provocan más de 5 millones de muertes cada año

Actualidad - INTERNACIONAL 11 de julio de 2021 Por RT
A pesar de que los científicos detectaron más decesos vinculados al frío, su número ya se redujo debido al cambio climático que cada vez provoca más olas de calor
60ea678359bf5b0f552b3b0b

Las temperaturas anormalmente cálidas o frías provocan más de cinco millones de muertes anualmente, señala el nuevo estudio, publicado el 8 de julio en The Lancet.

El análisis, calificado como "el más grande del mundo sobre la mortalidad relacionada con el clima global" por la Universidad de Monash (Australia), se basa en los registros de las muertes que ocurrieron entre 2000 y 2019 en 43 países con diferentes climas, condiciones socioeconómicas y demográficas, así como variaciones en los niveles de infraestructura y servicios de salud pública.

"El cambio climático es un problema muy importante para todo el mundo. Es un asunto global, una emergencia", aseveró Yuming Guo, uno de los autores del estudio, al destacar que este fenómeno también afecta la salud de los humanos.

Al calcular el número de decesos anuales relacionados con las temperaturas anormales en un período de 19 años en 750 ciudades a nivel mundial, los expertos descubrieron que al menos el 9,43 % de las muertes pueden atribuirse a temperaturas altas y bajas. De este modo, asocian un total de cinco millones de fallecidos por año a esta causa.

A pesar de que los científicos detectaron más muertes vinculadas al frío, su número se ha reducido en un 0,51 % debido al cambio climático que cada vez provoca más olas de calor. 

Otros factores
El equipo de Guo descubrió que los habitantes de áreas pobres son más susceptibles a los cambios del clima ya que tienen menos posibilidades de protegerse. Sin embargo, en las zonas más desarrolladas, las olas de calor y los descensos de temperaturas también se han convertido en una cuestión de vida o muerte.

La prevalencia de las muertes por temperaturas altas o bajas depende del clima de la región, ya que los habitantes se acostumbran a un cierto rango. Se ha descubierto que la mayoría de las muertes por el calor se produjeron en Europa del Este, mientras las muertes por el frío son más frecuentes en Asia Meridional y África subsahariana.

Los científicos estiman que el número de muertes seguirá creciendo, sugiriendo que la mayoría de ellas se producirán por el calor.

Te puede interesar