La diáspora apoya las protestas en Cuba; el gobierno acusa a EE.UU. de respaldarlas

Actualidad 13 de julio de 2021 Por Beltran Nicolas Ortiz Rivera
Cubanos en la República Dominicana se manifestaron ayer frente a su embajada
ap21193549069747_16803894_20210712185650

Mientras los cubanos residentes en Miami, España y Santo Domingo apoyan a la distancia el espíritu de protesta que se desató en Cuba el pasado domingo, el gobierno de ese país acusa a los Estados Unidos de estar detrás de las manifestaciones, y asegura que “la división es el recurso de los imperialistas” para mantener a sus ciudadanos “subyugados y explotados”.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, acusó ayer a “mercenarios a sueldo de los Estados Unidos” de organizar las multitudinarias protestas del domingo, y dijo que en ellas también participaron ciuda- danos “confundidos” por la “falta de información” sobre los problemas del país.

El detonante de las manifestaciones, que estallaron primero en San Antonio de Los Baños y se extendieron luego a otras localidades, incluida la capital cubana, se atribuye a la escasez de productos básicos, alimentos y medicinas, los rutinarios cortes de electricidad en algunas regiones y la generalización de tiendas de pago exclusivo en divisas.

 “La situación de Cuba no es nueva”, recordó el presidente de la Asociación Cubana en la República Dominicana, Marcos Gon- zález. “Lo que está sucediendo ahora es simplemente el resultado de la acumulación de muchos años de abandono, de desidia por parte del gobierno, de represión; de falta de oportunidades de los cubanos de progresar, de prosperar, de sentirse libres dentro de su propia patria”.

Los manifestantes reclamaban libertades civiles, la renuncia del presidente, ayuda humanitaria para enfrentar la crisis sanitaria generada por la pandemia del COVID-19, alimentos, medicinas y mejores condiciones económicas. Con estos se encontraron contramarchas de simpatizantes del gobierno.

La expresión de protesta es considerada como histórica en Cuba desde que ocurrió la Revolución de 1959. Solo hay registros de una similar en 1994, cuando un grupo salió a las calles en La Habana para protestar por la escasez, evento conocido como “Maleconazo”.

En una alocución televisada, Díaz-Canel negó ayer que haya existido represión en las recientes protestas antigubernamentales, contrario a las imágenes que las agencias de prensa reportan que quedaron grabadas en videos, que registran actuación policial y múltiples denuncias de arrestos a manifestantes.

“Estamos observando que en las últimas semanas se incrementó la campaña contra Cuba en las redes sociales planteando un grupo de matrices, de las carencias que estamos viviendo, porque esa es la manera en que se monta: tratar de crear disconformidad, insatisfacción a partir de manipular las emociones y sentimientos”, dijo Díaz-Canel.
Campaña de EE.UU.
El presidente apareció en televisión junto con su gabinete, y atribuyó los hechos a una campaña de descrédito montada desde los Estados Unidos.

“Eso es ridículo”, dijo González, en Santo Domingo, “porque fueron miles y miles de personas que se lanzaron a la calle a lo largo de toda la geografía de Cuba”. “¿De qué manera puede alguien coordinar algo así?, y mucho más desde fuera de Cuba, y mucho más con el control que tienen los organismos de seguridad del Estado en Cuba, que están al tanto de todo y de todos”.

La agencia EFE reporta que no hay un liderazgo definido sobre las protestas, y que ciudadanos cubanos de todos los sectores sociales se sumaron de forma espontánea y pacífica.

El lunes, el día después de las protestas, las agencias de prensa informaron que muchas de las principales arterias de la capital cubana amanecieron fuertemente custodiadas por la policía. Además, el internet móvil se suspendió y no había servicios de datos o era intermitente desde el domingo.

“Los enemigos de la #RevolucionCubana se aprovechan del dolor del pueblo cubano, provocados por el bloqueo criminal de EEUU y la pandemia, para crear caos y desorden pero #CubaUnida Vencerá!!”, escribió la Embajada de Cuba en Santo Domingo en su cuenta de Twitter.
La ONU está atenta
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo ayer que sigue con atención el desarrollo de las protestas en Cuba.

“Estamos simplemente vigilando lo que ocurre y (...) queremos asegurarnos de que los derechos básicos de la gente, especialmente la libertad de expresión y la libertad de asamblea pacífica, sean respetados”, señaló el portavoz Farhan Haq.

Recalcó que la Organización de las Naciones Unidas mantiene su “posición de principio” sobre la importancia de respetar las libertades fundamentales y dijo que espera que ese sea el caso en Cuba.

Beltran Nicolas Ortiz Rivera

Director Periodico

Te puede interesar