Un padre encuentra a un delincuente sexual en la habitación de su hija de cinco años, lo somete y lo inmoviliza con cinta adhesiva

INTERNACIONAL 14 de julio de 2021 Por RT
Daniel Díaz, de 39 años, había sido condenado en 2009 por agresión con intento de violación.
60ef50eae9ff7149f071bc45

Un padre de familia del condado californiano de Stanislaus, en EE.UU., atrapó a un delincuente sexual con antecedentes judiciales al que sorprendió merodeando su casa y que luego irrumpió en la habitación de su hija de cinco años, informaron medios locales.

El hecho tuvo lugar hacia las cinco de la madrugada del pasado 6 de julio. Según informó la Policía, el sospechoso, identificado como Daniel Díaz, fue visto por la madre de la pequeña parado fuera de su domicilio, aparentemente tocándose los genitales y mirando hacia la habitación de su hija.

Ella le advirtió a su esposo, quien le gritó a Díaz que se fuera. Luego se dirigió a la ventana de la cocina para ver si se alejaba y fue entonces cuando escuchó el sonido de las persianas en el dormitorio de la niña, que estaba durmiendo. El hombre se dirigió allá y encontró al delincuente.

"El padre y otros miembros de la familia sometieron a este individuo y lo detuvieron amarrándolo con cinta adhesiva", contó al medio Oxygen este martes Erich Layton, miembro de la Oficina del Sheriff de Stanislaus. Nadie resultó herido.

Según las autoridades, una cámara de vigilancia de la vivienda registró el momento en que el papá inmovilizó a Díaz y lo arrastró fuera de su hogar. Inmediatamente después se comunicó con el servicio de emergencia 911 y mantuvo inmovilizado al intruso hasta que llegaron varios oficiales, que lo arrestaron. Se cree que el detenido estaba bajo la influencia de alguna sustancia psicoactiva. Layton señala que, aunque no se sabe específicamente cuáles eran sus intenciones, tiene un "historial previo de estar en una residencia ajena y agredir sexualmente a alguien".

Díaz, de 39 años, llevaba un dispositivo de vigilancia en el tobillo. En 2009 fue condenado por agresión con intento de violación y liberado en 2018. El año pasado recibió otra condena por atacar a un policía de custodia. Sus registros judiciales muestran que sobre él pesaban dos años de prisión, pero que se le había concedido libertad condicional, la cual violó en enero y mayo de este año. Por este último incidente está detenido con una fianza de 350.000 dólares e ingresó a una cárcel de Stanislaus por cargos de robo, poner en peligro a un menor, espiar y violar la libertad condicional. 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Te puede interesar