La fiebre porcina africana complica el panorama

Actualidad 02 de agosto de 2021 Por Diario Libre
No afecta a los humanos, pero se requiere sacrificar a los cerdos afectados Se confirma que no hay vacunas y la FAO emite alerta
dsc-9812_16955863_20210802200105

La gripe porcina africana, enfermedad que no afecta los humanos y que está presente en 11 provincias de República Dominicana, no tiene vacuna y la única salida para controlarla es el sacrificio de los animales, confirmó el Ministerio de Agricultura.

Mientras, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) aclaró ayer que la peste porcina africana no representa ningún riesgo a la salud humana, ni por contacto directo con animales infectados, ni por medio del consumo de algún producto de origen porcino, aunque emitió una alerta internacional para evitar la propagación de la enfermedad.

Erick Montilla, director de comunicaciones del Ministerio de Agricultura, afirmó que en el país solo existe vacuna contra la fiebre porcina clásica.

“No existe vacuna ni tratamiento contra la fiebre porcina africana. La única solución es eliminar todos los cerdos afectados”, explicó el funcionario, al reaccionar a pedidos de los porcicultores afectados de que se revalúe la vacuna contra la gripe porcina.

Los criadores de las zonas afectadas en Montecristi aseguran que todos sus animales estaban vacunados contra la fiebre porcina, lo que ha provocado inquietud tras el brote.

"Sería bueno que el gobierno inicie una investigación sobre la efectividad de la vacuna que estábamos utilizando", externó Anazario Suero, criador afectado de Gozuela, en Montecristi.
FAO vigilante del brote
La FAO llamó a la población a mantener la calma, pues los efectos de esta enfermedad en los humanos son nulos, pero sí alertó a los países de las Américas a prevenir los contagios, tras el primer caso de peste porcina africana en la región, descubierto en cerdos domésticos de República Dominicana el pasado 28 de julio.

A través de un comunicado, la FAO explicó que la enfermedad ahora se encuentra en todos los continentes del mundo: en África, Europa, Asia y el Pacífico.

“Ya afecta a más de 50 países, perjudicando su seguridad alimentaria, los medios de subsistencia que dependen de la cadena de valor de la porcicultura, y la biodiversidad, ya que la enfermedad impacta sobre la fauna silvestre”, expresó el organismo internacional, que llamó a los países a activar y revisar rápidamente sus planes de contingencia o de respuesta de emergencia a peste porcina africana para prevenir o rápidamente controlar cualquier brote, debido a que existe un gran riesgo de que la enfermedad se disemine progresivamente al resto de la región.

El mayor problema de la gripe porcina africana estriba en que para contenerla hay que sacrificar los animales, lo que provoca una alta tasa de mortalidad, además de causar diseminación progresiva y daños serios a la producción porcina, lo cual afecta el comercio nacional e internacional de los productos derivados del cerdo.
El caso detectado en República Dominicana fue notificado a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) el 29 de julio. Éste es el primer caso confirmado en el Hemisferio Occidental desde de la década de 1980.

La FAO, ante el brote en República Dominicana, recomendó “fuertemente” a los países de la región a “reforzar los controles fronterizos para prevenir el movimiento de cerdos y productos porcinos. Aumentar el control de objetos personales de los viajeros que regresan de República Dominicana. No se debe permitir que estos viajeros visiten granjas ni bosques”.

Propuso “reforzar las medidas de bioseguridad en las explotaciones porcinas. En caso de sospecha de un caso, se debe cercar todos los cerdos de una explotación a sus corrales o confinarlos en otros locales donde sea posible aislarlos. La alimentación con sobras de comida debe ser desaconsejado. Aumentar la vigilancia, específicamente la notificación y pruebas a porcinos enfermos o muertos, incluso ferales y libres”.

Te puede interesar