La variante delta del COVID-19 arriesga el control de la pandemia en el mundo

ULTIMAS NOTICIAS 05 de agosto de 2021 Por Diario Libre
Los epidemiólogos insisten en que los no vacunados son principal medio de cultivo de ésta y otras cepas. La delta está ya en 132 países y complica sistema de respuesta en salud, dice OMS
fxs1953_16970786_20210804193846

La agresividad de la variante delta del COVID-19 sigue poniendo en riesgo el control de la pandemia, pese a los esfuerzos que hacen los países por controlar la propagación del virus.

En declaraciones recientes, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, alertaba que en apenas una semana, los países reportaron casi 4 millones de casos nuevos de COVID-19 y que, en función de las tendencias actuales, el total de casos podría superar los 200 millones de las próximas dos semanas.

De los notificados, la gran mayoría fueron impulsados por la variante delta del coronavirus, presente en 132 países del mundo, según el último reporte de la organización, del pasado 30 de julio.

“Los resultados obtenidos con tanto esfuerzo están en peligro o se están perdiendo y los sistemas de salud de muchas ciudades se están abrumando. 29 ciudades tienen necesidades elevadas de oxígeno, y muchas ciudades tienen suministros inadecuados de equipos básicos para proteger a los trabajadores de la salud”, lamentó Tedros, quien recordó que se tienen las herramientas para detener el virus, en referencia a las vacunas y las medidas de higiene y distanciamiento.

La delta es hasta el momento la más contagiosa de las cepas del COVID-19 que están circulando, y pertenece al grupo de las cuatro variantes de preocupación a las que los organismos de salud dan seguimiento.

Vacunas como la Pfizer, con más de un 90 % de efectividad ante la cepa clásica del coronavirus, se calcula que baja su capacidad de protección a entre un 64 % y un 87 % frente a esta variante, según estudios realizados en Israel y Canadá, respectivamente.

El agresivo contagio de la delta ha llevado a muchos países a tener que revertir la flexibilización de medidas adoptadas para controlar la propagación.

Aunque en República Dominicana no se ha detectado su presencia, las autoridades de salud piden mantener la guardia para evitar que ésta u otras variantes sigan desarrollándose. Ayer, el director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Ronald Skewes, insistió en la necesidad de la vacunación “que es lo único que nos podrá proteger de las variantes que puedan aparecer”.

Puso como ejemplo el incremento de casos que ocurre en Estados Unidos, el que dijo, ocurre precisamente por los no vacunados.

Medios internacionales de prensa informaron esta semana que, de acuerdo con un informe entregado a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la variante delta es más transmisible y contagiosa que las demás, y que, cuando genera infección en personas vacunadas, éstas la pueden transmitir a otros.

Por ello, los CDC habrían cambiado su guía sobre uso de mascarillas que, de no usarse en personas vacunadas en el territorio estadounidense, ahora deberá mantenerse siempre que se esté en interior, aun cuando la persona tenga un esquema completo de vacuna, sobre todo si se encuentra en zonas donde existe alta presencia de transmisibilidad de COVID-19.

De acuerdo con los CDC, más del 80 % de los casos que surgen en Estados Unidos están vinculados a la variante delta.

Medios españoles también informan sobre el avance de esta cepa en ese país europeo. Basados en datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), la delta es ya el 77% de los casos detectados, según varias publicaciones.

Durante una conferencia de prensa este miércoles, la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, indicó que, al 2 de agosto, unos 22 países de América han detectado la presencia de la variante delta, incluido diez países del Caribe.

Hace menos de una semana, El Salvador informó la presencia de la variante en su territorio, sumándose a países como Argentina, Brasil, Chile, Cuba, Ecuador, México y Perú donde ya circulaba.

República Dominicana muestra a la fecha uno de los niveles de contagio de COVID-19 más bajos desde que inició la pandemia en marzo de 2020, sin embargo, los gremios y las autoridades de salud insisten en que no se puede bajar la guardia.

El uso de mascarilla, medidas de higiene y el distanciamiento social deberán mantenerse para evitar un rebrote, medidas en las que insisten los especialistas de salud, en momentos en que el Distrito Nacional, principal casco urbano del país, se suma a La Altagracia, como las dos ciudades donde se elimina el toque de queda impuesto para evitar las aglomeraciones.

Tal y como lo indica el decreto 477-21 emitido el martes por el Poder Ejecutivo, el uso de la mascarilla es obligatorio. “El presidente (Luis Abinader) ha flexibilizado los horarios, pero nosotros nunca hemos dicho que se quitará la mascarilla. Hay que seguir el protocolo de higiene y nos mantendremos vigilantes, dijo ayer el Ministro de Salud, Daniel Rivera, al tiempo que anunció la realización, la próxima semana, de una jornada nacional de toma de muestras de antígeno en personas asintomáticas, a fin de determinar cuál es la situación real de la positividad del COVID-19 en el país.
Reportan 386 casos
El director de Epidemiología de Salud Pública, Ronald Skewes, a su vez, señaló que “a pesar de los buenos indicadores, no es momento para bajar la guardia, hay que seguir con el nivel de higiene, pero sobre todo vacunación que es lo único que nos protegerá de las variantes que puedan aparecer”.

Ayer, el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Waldo Ariel Suero, afirmó que se ha mandado a la población un mensaje subliminal de que la pandemia terminó, cosa que se aleja de la realidad. También la doctora Evangelina Soler, presidenta de la Sociedad Dominicana de Neumología y Cirugía del Tórax, hizo un llamado a la ciudadanía a seguir vacunándose. “En los lugares donde hay levantamiento del toque de queda, las autoridades deben de garantizar que las medidas sanitarias continúen a fin de evitar un rebrote y exhortó a la ciudadanía a vacunarse.

Te puede interesar