Las tensiones (y rumores de golpismo) que rodean la movilización masiva con la que Bolsonaro mide fuerzas y desafía a la oposición en Brasil

INTERNACIONAL 07 de septiembre de 2021 Por RT
Más de 150 personalidades, entre ellas varios expresidentes, advirtieron en una carta que "una posible insurrección pondrá en peligro la democracia".
61374297e9ff715c4e75992c

En medio de un grave crisis institucional y un considerable aumento de tensiones, Brasil celebra este martes el Día de la Independencia con varias protestas de tinte autoritario convocadas por el presidente, Jair Bolsonaro, que han encendido las alarmas dentro y fuera del país. 

Con su popularidad en caída libre, el ultraderechista pretende convertir estos actos en una demostración de fuerza, y ya ha confirmado que pronunciará discursos en Brasilia y en Sao Paulo, donde se espera que se produzcan las mayores movilizaciones, con decenas de miles de personas. La oposición también ha convocado marchas contra el mandatario en varias ciudades, lo cual eleva más el nivel de alerta ante eventuales enfrentamientos. 

En Brasilia, los monumentos y edificios públicos permanecerán cerrados y se reforzará la seguridad policial, especialmente, en la Corte Suprema, uno de los objetivos del ala más dura del bolsonarismo, que ya ha llamado a invadir ese edificio y el Parlamento.  

Las tensiones entre los tres poderes se han ido agravando estos últimos meses. El mandatario amenazó con no celebrar las próximas elecciones de octubre de 2022 si no se reformaba el sistema de voto, en línea a lo que hizo su antiguo homólogo estadounidense, Donald Trump. Sin embargo, el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Luis Roberto Barroso, se negó.

Mientras las encuestas dan como ganador en los comicios de octubre de 2022 al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, Bolsonaro va perdiendo apoyos entre la clase política y empresarial.
Bolsonaro fue todavía más lejos y presentó un pedido de 'impeachment', que le fue denegado, contra el juez Alexandre de Moraes, quien a principios de agosto ordenó investigarlo por "calumnia e incitación al crimen".

El último capítulo tuvo lugar el pasado viernes, cuando el presidente brasileño dijo que las manifestaciones del 7 de septiembre servirán como ultimátum para Barroso y Moraes. 

"Tienen que entender cuál es su lugar. Y vuestro mensaje pueblo brasileño, el próximo martes, será un ultimátum para estas dos personas", comentó durante un acto en el estado de Bahía.

Bolsonaro ha ido caldeando a sus seguidores desde hace semanas. "La vida es desafío. Sin desafíos la vida no tiene gracia. Las oportunidades aparecen. Nunca para el pueblo brasileño fue tan importante o será tan importante este próximo 7 de septiembre", aseveró recientemente.

61373e2f59bf5b450a0ee9d3

  

Te puede interesar