NO EXISTE EVIDENCIA PARA APLICAR UNA TERCERA DOSIS DE LA VACUNA CONTRA COVID-19: CIENT脥FICOS DE LA OMS

SALUD 13 de septiembre de 2021 Por MY INTERESANTE/Alejandro I. L贸pez
BB1grnQR

Mientras el mundo se divide entre los países ricos que pueden costear una tercera dosis de vacunación y aquellos que ni siquiera han alcanzado a inmunizar a los trabajadores de la salud, el estudio más grande sobre el tema respalda la noción de la Organización Mundial de la Salud:

Tras revisar decenas de otros ensayos clínicos, la investigación publicada en The Lancet concluye que hasta ahora, la protección que ofrecen los esquemas de vacunación de dos dosis sigue siendo alta contra enfermedad grave y por lo tanto, no existe necesidad actual de aplicar una tercera dosis al grueso de la población, ni siquiera contra la variante Delta.

Hace una semana, la OMS reafirmó su posición de negarse rotundamente a recomendar la aplicación de una tercera dosis de vacuna contra COVID-19, debido a dos razones: la falta de evidencia contundente sobre su utilidad y la enorme desigualdad que existe en el suministro y aplicación de inmunizaciones entre los países ricos y los pobres.

El organismo pidió una moratoria a los países desarrollados, de modo que retrasaran la aplicación de la tercera dosis, para que el suministro mundial de vacunas alcanzara a las naciones menos favorecidas.

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, se dijo “consternado” ante la declaración de una farmacéutica que aseguró la viabilidad de la distribución mundial de las vacunas aún con la demanda de una tercera dosis por países ricos: “No me quedaré callado cuando las empresas y los países que controlan el suministro mundial de vacunas piensan que los pobres del mundo deberían estar satisfechos con las sobras”, explicó.

A principios de septiembre, Alemania comenzó a aplicar la tercera dosis desde septiembre, lo mismo que Israel, el país más adelantado en su vacunación.


Mientras tanto, otros países desarrollados como el Reino Unido, Rusia, Francia, España, República Checa y los Emiratos Árabes Unidos se encuentran en el proceso de aplicar el refuerzo a adultos mayores y personas inmunocomprometidas. En los Estados Unidos, el tema ha levantado polémica y no será hasta el próximo 17 de septiembre cuando la FDA decidirá si aprueba ofrecer la tercera dosis a sus ciudadanos.

El propio Tedros explicó que si bien una tercera dosis podría ser necesaria para personas con alto riesgo de enfermar de COVID-19 grave (especialmente quienes se encuentran en una situación de inmunosupresión), el resto de la población se mantenía bien protegida con el esquema de dos dosis.

Te puede interesar