EL DIARIO NAGUA EL DIARIO NAGUA

960x90

Lavar y secar la ropa contamina el aire

Actualidad 09/04/2022 N Digital/ infobase
45M76VUZDNAFVF3M7NMU62ODAI


 
La contaminación por microplásticos es un grave problema ambiental con muchas implicaciones. Las microfibras textiles que surgen del lavado de la ropa juegan un papel importante en la contaminación por microplásticos.

Desde entonces, se han publicado muchos artículos relacionados con el impacto de los diferentes tipos de fibras, los métodos de fabricación textil, los productos para el cuidado de las telas, el tipo de lavadora y la elección del ciclo.

Según un estudio reciente, secar una carga de ropa con una secadora que no utiliza calor, sino que simplemente gira la tela para eliminar la humedad, libera microfibras potencialmente dañinas en el aire. Investigadores de la Universidad de Northumbria de Newcastle, Reino Unido, midieron el volumen de microfibras liberadas durante el lavado, así como las capturadas en los filtros de pelusa cuando se secan en secadora.

Se cree que las microfibras sintéticas (por ejemplo, poliéster, poliamida, acrílico) presentan un mayor problema ambiental debido a sus tasas de biodegradación significativamente más lentas en comparación con las naturales (como el algodón y la lana) o fibras regeneradas producidas a partir de materias primas naturales (por ejemplo, el rayón).

Actualmente se están considerando varias estrategias para reducir los niveles de contaminación por microfibras acuáticas que surgen del lavado de ropa, incluida la modificación de lavadoras, cambios en el procedimientos de lavado, modificación de textiles y mejoras en la tecnología de plantas de tratamiento de aguas residuales.

La selección de ciclos de lavado específicos o lavadoras puede reducir significativamente la liberación de microfibras, y se han diseñado varios dispositivos de filtración para reducir la liberación de microfibras con resultados mixtos. Es probable que se necesite una combinación de varios enfoques para encontrar una solución efectiva a largo plazo para la contaminación acuática por microfibras que surge del lavado de ropa.

El estudio, publicado recientemente en la revista científica Plos One, descubrió que las secadoras domésticas producen cantidades comparables de microfibras que podrían liberarse al aire como las que se ven en nuestros sistemas de agua en un ciclo de lavado estándar.

El equipo descubrió que el uso de acondicionadores de telas y toallitas para secadora, especialmente en combinación, podría reducir significativamente la liberación de microfibras de las secadoras. Y los filtros de pelusa con poros más pequeños atraparían masas más grandes, lo que daría como resultado que se liberaran muchas menos microfibras en el aire.

También descubrieron que los filtros de pelusa capturaban mejor las fibras de poliéster que las fibras de algodón, lo que significa que la mayoría de las microfibras liberadas en el aire por las secadoras probablemente sean algodón. El equipo midió la cantidad de microfibras liberadas durante el lavado y secado de prendas de poliéster y algodón. La investigación abarcó productos y condiciones de lavado tanto europeos como norteamericanos e involucró a más de 1.200 prendas.

“Al medir las microfibras liberadas durante todo el proceso de lavado, descubrimos que la pérdida de microfibras a través del secado doméstico es una gran preocupación -advirtió Kelly Sheridan, experta en fibras textiles en la Universidad de Northumbria-. Es fundamental para nuestra comprensión del impacto de las microfibras en la salud humana y el medio ambiente que se evalúen todas las vías potenciales para la liberación de microfibras, incluido el aire. Las fibras en el aire son tan preocupantes como las presentes en las aguas residuales”.

Si bien muchas microfibras pueden quedar atrapadas en los filtros de pelusa durante el secado, “si el tamaño de los poros es demasiado grande, se liberará una cantidad significativa al aire, comparable a la cantidad que se libera por el desagüe durante el lavado”, explicó Sheridan.

“Los hallazgos son un llamado a la acción para que la industria de los electrodomésticos mejore la eficiencia de los sistemas de filtración de fibra en secadores con ventilación e impulse la conversión a secadores de condensador sin liberación de fibra en el aire, especialmente secadores con bomba de calor súper eficientes en energía”, sugirieron los investigadores en su documento.

Por: Infobae

 
CONTAMINACIÓNCONTAMINACIÓN POR MICROPLÁSTICOSMICROFIBRAS SINTÉTICASMICROFIBRAS TEXTILESMICROPLÁSTICOSPROBLEMA AMBIENTAL
 
 
 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete y estarás informado