EL DIARIO NAGUA EL DIARIO NAGUA

960x90

Por qué el futuro de la humanidad podría depender de África

Internacional 08/06/2022 BBC
_85446237_twobabygirls,thefirstchildrenconceivedthroughinvitrofertilizationinkenyaafp.jpg

Nuestra especie, el Homo sapiens, se originó hace cientos de miles de años en África y ahora este continente también podría ser clave para la continuidad de la humanidad.
Eso es lo que sugieren los estudios de población que anticipan cómo será el mundo a finales de este siglo.
Para estimar cómo será la población mundial en 2100 los expertos realizan proyecciones basadas en una serie de factores, principalmente la llamada tasa global de fecundidad (TGF), que es un promedio de la cantidad de niños vivos que nacen por cada mujer.
Para que una población pueda crecer, o al menos mantenerse estable, es necesario, como mínimo, una TGF de 2,1, es decir, que el promedio de nacimientos sea de 2,1 hijos por mujer.
Esa cifra se conoce como la "fecundidad de reemplazo" y la idea detrás es sencilla: como las mujeres son casi la mitad de la población, si cada una tiene al menos dos bebés la población no disminuirá.

La tasa de reemplazo es de 2,1 niños y, no solamente 2, porque toma en cuenta que no todos los bebés que nacen llegan a la adultez y que, además, hay una leve tendencia a que nazcan más varones que mujeres.
Según muestran las estadísticas de la División de Población de la Organización de Naciones Unidas, en 1950 las mujeres a nivel mundial tenían en promedio 5 hijos.
Eso llevó a que la población del planeta se triplicara en menos de un siglo, y que próximamente seamos 8 mil millones.
   
FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Pie de foto,Se estima que para finales de 2022 o comienzos de 2023 la población mundial alcanzará los 8 mil millones.

Sin embargo, factores como la creación y diseminación de mejores métodos anticonceptivos y el desarrollo profesional de las mujeres en muchos países, entre otros, llevaron a que la TGF cayera a menos de la mitad, y en 2022 las mujeres del mundo tienen, en promedio, 2,4 hijos.
En muchos lugares, la cifra es aún más baja.
"Hoy, más de la mitad de la población mundial vive en países donde la fecundidad está por debajo del nivel de reemplazo de 2,1 hijos por mujer, y una gran proporción de esta población vive en países con niveles de fecundidad muy bajos y en descenso", le dijo a BBC Mundo Sabrina Jurán, del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa).
Esto ha llevado a los expertos a proyectar que la población mundial llegará a su punto máximo en unas décadas y luego empezará a caer.
10 u 11 mil millones
Los cálculos de cuándo ocurrirá el pico poblacional y cuántos llegaremos a ser varían, pero todos los pronósticos coinciden en que la humanidad se irá achicando en el próximo siglo.
La ONU estima que el mundo llegará al borde de los 11 mil millones de habitantes para 2100 antes de empezar a reducirse.
Otros estudios realizados en Austria y Estados Unidos sugieren que el declive empezará antes, en apenas medio siglo, y que la población no llegará a los 10 mil millones.
La proyección más reciente, realizada en 2020 por el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington y publicada en la revista científica The Lancet, indica que para finales de este siglo 183 de los 195 países del mundo tendrán una tasa de fertilidad por debajo de los niveles requeridos para reemplazar a su población.
A primera vista este descenso poblacional puede sonar como una buena noticia, después de todo, un mundo menos sobrepoblado podría ser uno más sustentable.
Pero detrás de las cifras se esconde una realidad muy compleja: con cada vez menos jóvenes y una población crecientemente avejentada, ¿cómo harán los países para mantener su economía activa?
Y a la larga: ¿cómo sobrevivirá la raza humana si cada vez hay menos personas jóvenes con capacidad de procrear?
   
FUENTE DE LA IMAGEN,NASA
África
Es en este contexto que muchos miran con interés al continente africano, en particular a los países de África subsahariana, como se conoce a la inmensa región del centro y sur del continente, que agrupa a 54 países.
Y es que, a contramano de lo que ocurre en el resto del mundo, en esta zona, que fue la cuna de la especie humana y el lugar desde donde se pobló originalmente a la Tierra, la población está creciendo exponencialmente.
Las proyecciones indican que se duplicaría para 2050, alcanzando los 2.500 millones.
En la práctica, esto significa que, en menos de treinta años, un cuarto de la humanidad podría, potencialmente, ser africana.
El crecimiento poblacional de África es dos veces más veloz que el de Asia del sur y casi tres veces más que el de América Latina.
Y lo que lo impulsa es una particularidad única de esta región: en la mayoría de los países africanos al menos el 70% de los ciudadanos tiene menos de 30 años.
Esto contrasta fuertemente con la situación del resto del mundo, donde la población se avejenta a paso veloz.
Jurán resalta en este punto el caso de América Latina y el Caribe, que es la región "con el envejecimiento de la población más rápido del mundo".
La explosión demográfica de África ha llevado a la ONU a concluir que este continente "desempeñará un papel central en la conformación del tamaño y la distribución de la población mundial en las próximas décadas".

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete y estarás informado