El gobierno de Abinader heredará un hoyo fiscal de 5.1 % que dejará la pandemia

Reformas pendientes y uno de los déficit fiscales más elevados de la última década será parte de lo que herede el gobierno de Abinader
74c3809eacbc4d7908d25acdf658c13f210b_14305856_20200708143711

El gobierno de Luis Abinader llegará al poder con un escenario económico global complicado ante la incertidumbre por el verdadero alcance de la pandemia, pero también con cortocircuitos internos, algunos provocados por el COVID-19 y otros que se venían arrastrando.

Para este año se estima un déficit fiscal de 5.1 % del Producto Interno Bruto (PIB), un porcentaje muy por encima del nivel que se estimaba inicialmente. La irrupción del nuevo coronavirus ha implicado un empeoramiento de la situación fiscal para el país. La fuerte caída de los ingresos fiscales, de un 32.3 % desde que inició la pandemia, ha provocado el agrandamiento de un hoyo fiscal que a principios de año se calculaba en 2.1 %.

Este miércoles, tras reunirse con el presidente Danilo Medina, Abinader dijo que el COVID-19 y la recuperación económica son precisamente las dos mayores preocupaciones del próximo gobierno. República Dominicana acumula hasta los momentos una caída económica de 7.5 % del PIB, luego de que el gobierno debiera ordenar el cese completo de las operaciones no esenciales y el cierre de las fronteras durante dos meses.

 
 
El déficit fiscal que heredará Abinader es el segundo más alto registrado en 10 años. En 2012, cuando Medina recibió la presidencia de República Dominicana, el hueco en las cuentas fiscales que dejó el expresidente Leonel Fernández, superaba el 6 %.

Beltran Nicolas Ortiz Rivera

Director Periodico

Te puede interesar