EL DIARIO NAGUA EL DIARIO NAGUA

960x90

El "Santa Claus" de centro comercial que se convirti贸 en un infame asesino en serie

INTERNACIONAL 06/11/2022 BBC
_99797393_bruce_mcarthur.jpg

Bruce McArthur era un jardinero que también trabajaba personificando a Santa Claus en un centro comercial de Canadá.


A pesar de que tuvo múltiples altercados con la policía, y que incluso recibió una sentencia de libertad condicional después de un ataque violento años antes, McArthur evitó ser detenido durante bastante tiempo.
Cuando fue arrestado, ya había asesinado a ocho hombres entre 2010 y 2017.


El hombre de 67 años se declaró culpable de ocho cargos de asesinato en primer grado ante un tribunal.

La mayoría de sus víctimas tenían alguna relación con Village, el barrio gay de la ciudad de Toronto. Casi todos tenían ascendencia de Medio Oriente o del sur de Asia.
Pero debido a que McArthur se declaró culpable en su juicio, gran parte de esta evidencia del caso no se escuchó en el tribunal.
Mobeen Azhar, de la BBC, viajó a Toronto para descubrir cómo Bruce McArthur mató a ocho personas durante siete años sin ser descubierto.
Se dio cuenta de que la policía estaba lidiando con un asesino en serie muchos años antes de que finalmente lo atraparan.


Un escape afortunado
Una persona que tuvo suerte de escapar de McArthur fue Sean Cribbin, quien lo conoció en julio de 2017.
Se conocieron e intercambiaron mensajes en línea en una aplicación de citas donde McArthur usó el nombre de usuario "Silver Fox" (zorro plateado).
El perfil de McArthur lo describía como un "papi de cuero" y escribió que le gustaba "llevar a los límites a un chico".
   

Pie de foto,Bruce McArthur trabajó como Papá Noel en un centro comercial.

Cribbin lo visitó en el bloque de apartamentos donde vivía McArthur para tener relaciones sexuales. Pero se desmayó después de consumir el medicamento ácido gamma-hidroxibutírico, más conocido como GHB.
"Cuando volví en sí, lo vi de pie, mirándome", recuerda Cribbin. "Él nunca hizo ninguna referencia al hecho de que me perdí durante 20 minutos. Lo tomé como una mala cita".
Pero, de hecho, Cribbin tiene suerte de estar vivo. El encuentro tuvo lugar apenas un mes después de que McArthur matara a su octava víctima.
Algún tiempo después del incidente, un detective se puso en contacto con Cribbin y le dijo que se había encontrado una imagen de él en el disco duro de McArthur.


"Me puso una capucha sobre la cabeza y cinta adhesiva sobre los ojos", describe Cribbin. "Su mano estaba sobre un tubo contra mi garganta y tomó una fotografía. Eso sucedió durante los 20 minutos".


Cribbin ni siquiera sabía que la fotografía existía hasta que la policía le informó, pero el extraño ritual de poner a posar a sus víctimas era, de hecho, parte del comportamiento repetitivo de McArthur.


La policía encontró carpetas numeradas en el disco duro de McArthur que correspondían a cada uno de los ocho hombres que asesinó.


McArthur también vestía a las víctimas con un abrigo de piel y las carpetas contenían múltiples imágenes de los hombres antes y después de la muerte.

_127537547_a5620e33-cdd3-4a45-8ca5-e0faf7dbd7e8.jpg

Te puede interesar

Lo m谩s visto

Newsletter

Suscr铆bete y estar谩s informado