EL DIARIO NAGUA EL DIARIO NAGUA

Rusia niega cualquier contacto de sus cazas con el dron de vigilancia de EE.UU. sobre el mar Negro

Según la parte norteamericana, uno de los aviones golpeó la hélice del vehículo aéreo no tripulado MQ-9 Reaper, por lo que las fuerzas estadounidenses tuvieron que derribar el dron.

INTERNACIONAL 14/03/2023 RT

El Ministerio de Defensa de Rusia comunicó que la mañana de este martes un dron de vigilancia y reconocimiento MQ-9 Reaper de la Fuerza Aérea de EE.UU. violó las restricciones temporales impuestas al uso del espacio aéreo sobre el mar Negro.

La institución aclaró que el dron se dirigía hacia el espacio aéreo ruso con los transpondedores apagados, violando las restricciones temporales impuestas por Moscú en la zona con motivo de la operación militar especial en Ucrania, medida que fue debidamente informada a todos los usuarios del espacio aéreo internacional y publicada de conformidad con los estándares internacionales.

Asimismo, explicó que el MQ-9 perdió el control tras realizar una brusca maniobra, perdiendo altitud hasta estrellarse en el agua. Sin embargo, los cazas Su-27 no entraron en contacto con el dron y tampoco hicieron uso de sus respectivos equipos.

La versión de Washington
Previamente, el Comando Europeo de EE.UU. informó que dos cazas rusos Su-27 interceptaron el dron "de forma arriesgada" y uno de los aviones colisionó con el MQ-9, golpeando la hélice del vehículo aéreo no tripulado, por lo que las fuerzas estadounidenses tuvieron que derribar el aparato en aguas internacionales.

"Varias veces antes de la colisión, los Su-27 vertieron combustible y volaron delante del MQ-9 de forma imprudente, poco respetuosa con el medio ambiente y poco profesional", reza el comunicado oficial de la parte norteamericana.

Además, el Comando Europeo de EE.UU. insistió en que las aeronaves estadounidenses y de sus aliados continuarán operando en el espacio aéreo internacional.

Por su parte, el portavoz del Pentágono, el general de brigada Patrick Ryder, señaló en rueda de prensa que el secretario de Defensa, Lloyd Austin, no ha hablado con su homólogo ruso, Serguéi Shoigú.

Por otra parte, se negó a ofrecer detalles sobre si Washington planea recuperar los restos del dron y tampoco confirmó si el MQ-9 llevaba armamento. "No dije si lo estaba o no lo estaba [armado], no voy a entrar en el perfil particular de la misión", afirmó Ryder.

Desde la Casa Blanca indicaron que el presidente Joe Biden ha sido informado de la intercepción del dron. Por su parte, el Departamento de Estado estadounidense planea llevar a cabo consultas con Moscú respecto al incidente.

Entre tanto, el embajador de Rusia en Washington, Anatoli Antónov, ha sido convocado por el Departamento de Estado. Además, esa cartera comunicó que el jefe la misión diplomática estadounidense en Moscú remitió al Ministerio de Exteriores ruso un mensaje relacionado con el incidente ocurrido en el mar Negro.

A su salida del Departamento del Estado, el embajador ruso afirmó que Moscú no busca "una confrontación" con Washington, al tiempo que reiteró que las fuerzas rusas no usaron armas contra el dron. Asimismo, Antónov recalcó que Rusia califica el incidente en el mar Negro como "una provocación".

Tras conversar con la asesora del secretario de Estado sobre Asuntos de Europa y Eurasia, Karen Donfried, el embajador ruso destacó que el diálogo fue "constructivo", si bien entre Moscú y Washington hay "ciertos desacuerdos sobre lo que sucedió exactamente" en el mar Negro, recoge TASS. 

Los MQ-9A Reaper tienen una envergadura de 20 metros y pueden permanecer en el aire más de 24 horas. Estos drones, con capacidad de carga útil de unos 1.740 kilogramos, se usan principalmente para ejecutar tareas de inteligencia y reconocimiento, aunque también tienen capacidad de portar armamentos.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete y estarás informado